Nos encanta la obra PECERAS de Carlos Be, lo que cuenta, lo que denuncia, sus actores, su dirección y el riesgo que asumen cada vez que la ponen en pie. Y nos encanta correr ese riesgo a su lado, por eso nos gusta programarla de manera intermitente, para no perder el contacto ni la perspectiva de ese futuro macabro que denuncian. Es una función incómoda que invita a un gran debate posterior. Así que os anunciamos que este domingo día 14 organizamos una PECERA en La CASA de la PORTERA.

La función se estrenó en La CASA de la PORTERA el 2 de Mayo de 2012 y vuelve este mes este mes de JULIO el Domingo 14 y el Sábado 20 a las 20h.

La obra se representó todos los miércoles, durante 4 meses, con gran aceptación de crítica y público. Después iniciaron una gira por España, recalaron en el Hall del Teatro Lara de Madrid, ganaron el Premio a Mejor Obra y Mejor Actriz (Carmen Mayordomo) en el Indifestival y han culminado su reciente andadura con una excelente crítica de Javier Villán para El Mundo.

Poética dramática de la violencia

“En el fondo, el circuito alternativo es una forja de libertad moral/inmoral del que salen con frecuencia muy buenos autores. En Peceras, dos malvados de apariencia normal zurran la badana a una mujer (Carmen Mayordomo). Con cara de bueno, Iván Ugalde es capaz de transmitir en una mirada de acero todo el odio del mundo: es el mal en estado puro. Franz Arráez tiene una psicología más complicada; es la maldad, el cerebro bajo apariencia de bondad.

peceras

La cosa, contada así, parece simple. Pero el nervio dramático de Carlos Be va dándole a la trama sucesivas vueltas de tuerca; tampoco la mujer es lo que parece; todo tiene su por qué, aunque uno de los maltratadores, el malvado Ugalde con mirada de acero, afirme que no necesita motivos para sacudir estopa; y aunque el «bueno», Arráez, evoque con frecuencia, entre tortazo y bofetada, el amor de la esposa.

En resumen, no se fíen del bueno ni del malo ni de la mujer que recibe tremebundas palizas. Y rechacen con firmeza las invitaciones a participar en la orgía. No se fíen tampoco de ese inicio -una espera excesiva de casi 10 minutos- mientras los dos actores les invitan a naranjada y esperan la llegada de la mujer, todo fiesta y alegría. Algo se trama.

Después de tan aplaciente inicio, un naturalismo cruel e irritante se instala en escena. Y, en algunos momentos, dan ganas de marcharse; pero ya han advertido que el que salga ya no podrá entrar. Y al público, sonriente en principio, se le congela la sonrisa para convertirse en mueca. Eso se debe al pulso dramático de Carlos Be. A la mierda Brecht, que fiaba todo al distanciamiento y a la reflexión. Aquí está más presente la crueldad primaria de Antonín Artaud, sin ornamentos ni ceremonia, que la dialéctica del alemán.

Javier Villán.

Peceras es el futuro. Quizás dentro de una década. Quizás tan solo dentro de un mes. Las leyes han cambiado y el papel de la mujer en la sociedad ha superado un punto de inflexión histórico. Las peceras están resultando todo un éxito, los nuevos espacios de recreación en boca de todos.

Por desgracia, la ley ignora que la verdad no se modifica a voluntad. Con este montaje, The Zombie Company formula una crítica contundente contra todos aquéllos que se escudan tras normas abusivas con el único objetivo de beneficiarse del prójimo.

Peceras nos transporta a un mañana cercano. Demasiado cercano.

Escrito y dirigido por: Carlos Be.

Protagonizado por:

-Carmen Mayordomo

-Fran Arráez

-Iván Ugalde.

Una producción de The Zombie Company con la colaboración de La CASA de la PORTERA y Café del Cosaco.

 

PECERAS

DOMINGO 14 Y SÁBADO 20 de JULIO A LAS 20h. 15€.

Teléfono de reservas: 649397571 (de 11h a 14h y de 17h a 20h).