Esta semana han aparecido dos críticas sobre “La VISITA” el thriller eclesiastico, como lo han denominado algunos, de Antonio Muñoz de Mesa. Las dos críticas pertenecen a blogs especializados en teatro y destacan la calidad del texto, los actores y la dirección.

FOTO LA VISITA

“Una inquietante partida de ajedrez entre la moral y el negocio a costa de los abusos a menores por parte de la Iglesia, donde cada uno de los protagonistas va efectuando sus movimientos con una precisión que aumenta minuto a minuto la tensión. Y nos desasosegamos incómodos entre las artimañas de comadreja ambiciosa del padre Lucio (magnífico Iván Villanueva) y el debate moral de Esther.


Obra cargada de símbolos y claves, desde los elementos decorativos hasta la ropa de la protagonista. Al final, sales con esa sensación de escozor que te produce un dedo que ha estado hurgando en una herida fresca, latente. Sobre todo cuando sabes que está basada en un hecho real y además en una de las paredes de la sala vemos una gran fotografía de un grupo de niños en el recreo de un colegio rodeando a un sacerdote. Una fotografía que pesa como una losa mientras eres testigo de como mercadean con su dolor. Una cruda bofetada para despertarnos del sopor veraniego. De nuevo, sobresaliente para La Casa de La Portera”.

TRAGYCOM.

La visita - vertical 4

“Pocas veces produce la ignominia tanto asco como cuando está no sólo amparada, sino fomentada por las instituciones que deberían ser el refugio de nuestras almas atormentadas…

Cuando entras en La Casa de la Portera para ver La Visita, de Antonio Muñoz de Mesa, te encuentras en un ambiente de sacristía en el que sólo falta el olor del incienso … El toque definitivo para ponerte los pelos de punta es la foto de un cura de sotana, sentado, rodeado de niños-monaguillos de muy corta edad en “actitud piadosa”.

La Visita es una obra escrita con gran inteligencia en la que cada visita de Esther, la agente de seguros representada por Rosa Mariscal, a Lucio, el cura, interpretado por Iván Villanueva, va dando otra vuelta de tuerca a la trama de suciedad moral que comienza, sin ambages, desde que Lucio suelta la frase “Quiero que se considere el abuso sexual a menores accidente laboral”.

Las visitas, estructuradas en breves escenas, en la que Esther vuelve a ver al cura tras consultar con sus superiores en Barcelona los supuestos que le va soltando éste, están perfectamente elaboradas, e ilustradas  por detalles como que Esther tenga que traer la silla de una habitación contigua porque Lucio no quiere que se mueva la caja de contenido desconocido que está encima de la otra única silla de la habitación; la regadera con la que riega constantemente una planta medio seca, sin vida; las obleas, el cáliz en el que bebe el vino el cura,…

Los dos actores están perfectos en sus papeles: Iván Villanueva, por su manera de moverse y hablar, podría pasar por alguno de esos curas que todos hemos conocido; y Rosa Mariscal, la agente de seguros que también es madre, no sabes, en determinados momentos, si tiene convicciones morales o se ha dejado llevar por el dios que parece regir nuestros designios: la ganancia económica sobre todas las cosas. Los dos están magníficamente dirigidos por el que también es el autor de la obra.

En este país en donde casi todos hemos tenido contacto con la iglesia católica, normalmente en nuestra más tierna infancia,  y sigue teniendo un poder fáctico incontrovertible, a pesar de la supuesta laicidad del Estado, esta función debería ser una visita obligada. Todo esto subrayado, además, porque está basado en hechos reales, que puedes comprobar si haces una rápida búsqueda en Google; cosa que haces casi obligatoriamente nada más tener oportunidad, porque la función genera una discusión interesantísima”.

Una gran función en el mejor ambiente que merece la pena que corras a ver.

CUANDOMEACUERDO

“LA VISITA”

SÁBADOS y DOMINGOS a las 20h y 22h. 15€.

Teléfono de reservas 649397571 (de 11h a 14h y de 17h a 20h).