Adolfo Simón entrevista para su blog dedicado al teatro Que revienten los Artistas a Antonio Muñoz de Mesa, autor y director de “La VISITA“, obra que puedes ver todos los SÁBADOS de OCTUBRE a las 20h y 22h y que está protagonizada por Rosa Mariscal e Iván Villanueva.

Antonio Muñoz de Mesa nos habla de su experiencia con el teatro

IMG_0783

¿Qué es el teatro para ti?
El Teatro es un juego de descubrimiento de uno mismo a través del otro. Es un “pilla pilla” donde el actor se la liga y el espectador trata de que no le capturen. Si el espectáculo es bueno, el espectador se la termina ligando.

¿Por qué haces teatro?
Por lo mismo que hago pis. Está el riñón, el uréter, la vejiga, la uretra, las glándulas sudoríparas, los pulmones, el hígado y el Teatro.

¿Cómo surgió el proyecto de La Visita?
Leo una noticia en la prensa: “La Iglesia equipara el abuso sexual de un cura en Holanda con un accidente laboral”. No me lo puedo creer. Escribo el texto entre otras cosas para “entender” esta noticia. Lo termino y se lo doy a Olga Margallo, a Iván Villanueva y a Rosa Mariscal. Les gusta y lo hacemos.

ROSAMARISCAL_ALTA con título

¿De qué va el texto?¿Cómo ha sido el proceso de escritura?
El Texto va de cómo el beneficio económico se coloca por encima del bien común en una institución supuestamente altruista. “La Visita” es un thriller donde se pone de manifiesto cómo el ser humano corrompe las instituciones que supuestamente le protegen. El proceso de escritura fue muy interesante porque al principio lo escribí para dos actores y terminé cambiando el personaje del agente de seguros por el de una mujer para añadirle otro conflicto más: el de la lucha de sexos. Las instituciones religiosas, en su gran mayoría, siguen imponiendo el Patriarcado. El otro día mi hija me preguntó que por qué Dios es hombre y con barba y no mujer y con minifalda.

¿Qué lectura escénica se ha hecho en la puesta en escena sobre tu texto?
Hemos jugado básicamente con el lenguaje del thriller y con un proceso simbiótico donde ambos personajes, al principio enfrentados, se transmutan el uno en el otro. Una especie de “milagro” en el que la agente de seguros termina dando el sermón de la montaña y el sacerdote hace apología de los mercados. Desde el punto de vista plástico se juega con la metáfora del fútbol como elemento que aglutina la Iglesia y el Mercado.

¿Qué balance haces de tus últimos proyectos como autor?
Estreno lo que escribo. No puedo pedir más. El balance es muy bueno desde este punto de vista porque me permite madurar como autor. Puedo ver físicamente lo que sólo estaba escrito en papel. Puedo observar la reacción del público a lo que escribo. Puedo sacar conclusiones de lo que funciona, de lo que emociona y también de lo que falla o es pretencioso.

IVAN_ALTA con título

¿Cuál ha sido tu evolución como autor?…¿Estás escribiendo algún texto ahora?
Estoy escribiendo un nuevo texto que espero estrenar la temporada que viene y esta temporada estreno “La Mala Memoria”, dirigida por Julián Fuentes-Reta con Ruth Gabriel, Liberto Rabal, Asunción Balaguer y Carlos Álvarez Novoa. Como autor soy cada vez menos exhibicionista y más técnico. Me interesa mucho más la carpintería teatral como medio para contar una historia y provocar emociones que encontrar un “estilo propio”. Hace años mi obsesión era imponer “mi estilo” a una historia. Hoy no. Es una liberación.

¿Cómo ves el panorama teatral en nuestro país? ¿En nuestra ciudad?
El Teatro tiene que profesionalizar aún más sus herramientas de captación de público. Desde el punto de vista artístico no tenemos tanto problema. Hay profesionales muy buenos en todas las áreas. Me preocupa más la comunión con el público. Madrid está profundizando en su relación con el público a través de nuevos espacios y propuestas, como “La Casa de la Portera” pero necesitamos renovar también los espacios “tradicionales” para que no se relacione el Teatro con la Arqueología. Mi hija me cuenta que a veces ella tiene la sensación de que la llevan al Teatro como la llevarían a ver vasijas de la Grecia Clásica. Propuestas como “Mi Primer Clásico” que ha puesto en marcha el equipo de Helena Pimenta son revolucionarias porque incluyen al espectador en la estrategia de programación. En una estrategia de programación el espectador debería tener el mismo peso que los autores, los directores y los repartos que se proponen. El público es la estrella del evento teatral. Con esto no estoy diciendo que hay que darle al público lo que quiere ver. Entre otras cosas porque el público (y me incluyo) lo que quiere es “DESCUBRIR”, y este verbo se carga el argumento anterior.

FOTO LA VISITA

¿Cómo crees que está afectando la subida del I.V.A. y los recortes en las ayudas al teatro?
El verbo “afectar” se queda muy corto. La subida del IVA es Terrorismo de Estado. La identidad y el valor de las personas madura con la Educación, la Cultura y la Sanidad. Las consecuencias de estas “políticas de ajuste” se pueden resumir en el “sálvese quien pueda”. En este país estamos secuestrados por un bipartidismo artificial que se empeña en rentabilizar las dos Españas para perpetuar unas organizaciones que ya no nos representan de manera adecuada. Se supone que “la masa” es ahora más inteligente y tiene más voz y criterio que cuando se crearon las democracias del siglo XIX. La militancia y las ideologías deben dejar paso a “las inteligencias” y a las ideas. El Teatro también vive secuestrado por su “Síndrome de la Izquierda”. Los espejismos ideológicos nos impiden avanzar hacia una sociedad donde la tecnología, la educación, la economía y la cultura se pongan al servicio del bien común. Estoy hablando de una sociedad en red que a su vez sirva de red (para caídas como las que acabamos de sufrir). Lo mismo que la industria discográfica, cinematográfica y editorial están haciendo una transición de lo analógico a lo digital donde el público influye en los productos que demanda, la Democracia está obligada a abrirse y descentralizar sus centros de decisión. La clase política le tiene miedo al ciudadano en lugar de aprovecharse de su potencial. Desde este punto de vista el Teatro debe ser incluyente y no excluyente. Es una de las misiones del arte. Lo más radical que podríamos hacer ahora desde los escenarios es “desradicalizar” al espectador. Liberarle de la herencia “Izquierda vs Derecha”. No hablo de ser apolítico. Hablo de actualizar unos modelos políticos que provocan mucho sufrimiento en el mundo. Desde el Teatro podemos contribuir a esta evolución contando historias que empoderen al espectador. Se ha hecho siempre. Mira “Antígona” de Sófocles.

¿Qué obra has visto últimamente que te interesase?¿Por qué?
“Los Iluminados”, “Cosas Nuestras de Nosotros Mismos” y “Feel Good”. Tres espectáculos muy distintos que demuestran un altísimo nivel artístico y una comunión brutal con el público. Espectáculos muy emocionantes y comprometidos sin ser militantes. Me gusta el Teatro que tiene muchos niveles de lectura pero que nunca sacrifica el elemento popular de “enganchar” al espectador. En este sentido me encanta el Teatro Aficionado. Cuando me peleo con mi profesión voy a ver a grupos aficionados.

La visita cara b

¿Alguna idea para seguir creando en estos tiempos de crisis?
Lo peor que podemos hacer en estos tiempos es rebajar la calidad de lo que producimos. La salvación está en seguir buscando la excelencia. Seguir teniendo como norte la calidad de los espectáculos.

“LA VISITA”

TODOS LOS SÁBADOS de OCTUBRE a las 20h y 22h. 15€.

Teléfono de reservas 649397571 (de 11h a 14h y de 17h a 20h).