“UN REGALO LLAMADO MARÍA”

«Todo nuestro mal proviene
de no poder estar solos».
Jean de La Bruyère

(Escritor y moralista francés.XVII)

Apagan las luces de la sala en La casa de la portera. Se hace el negro para que María nos muestre su vida en blanco.

Realmente el regalo no se llama María, el personaje que interpreta Ana Rayo, el regalo se llama Ana Rayo: la actuación de Ana Rayo es el verdadero presente que nos agasaja con su interpretación con taza de te, desmaquillándose, caminando hacia detrás o haciéndose invisible.

Y es más, es tan brutal lo que hace a poca distancia de cada uno de los que la contemplamos que te mantiene la atención y la emoción siguiéndola en su monologo de mujer sola; el personaje de María es una mujer redundante de soledad.

La vida en blanco, escrita y dirigida por José Manuel Carrasco no se puede considerar técnicamente un texto teatral, más un monologo narrativo de alguien que domina lo audiovisual y que intenta plasmarlo en teatro jugando en una delgada línea en la que la falta de cámaras no significa subrayar frases. Eso sí, agradecí estar en teatro y no en cine porque como publico pude sentir el olor y el caminar ligero de esta gran dama teatral que con tanta elegancia actoral interpreta a María.

María es la descripción de un personaje escrita con un análisis profundo de cada uno de los pasos que se han de dar para crear un personaje: antecedentes, miedos, razones ocultas, etc.

Un texto a la medida de una actriz, pero que más que texto dramatúrgico con giros que avanzan en una narración, es la creación de un personaje durante una hora.

Me gustaría ver a María enfrentada a una historia con otros personajes. Me quedó esa curiosidad porque si José Manuel Carrasco construye así a los personajes con su escritura y su dirección, considero que si los mezcla con otros personajes con ese calibre de construcción detallada estoy segura de que el resultado será una historia muy, pero que muy interesante. Espero poder verlo en breve.

El conflicto esta en el personaje, no existe conflicto externo. Narra secuencialmente sin llevarte sorpresas. Perdón, sí que hay sorpresa: para mí la interpretación de Ana Rayo.

CARTEL NUEVO CON LOGO ligero

Lo que escribe José Manuel nos remite a frases magnificas, metáforas y referencias a lo cotidiano que son de esas que uno anota en su libreta para luego colgarlas en Facebook o en twitter o guardárselas en su memoria para reflexionar por las noches. Que no se lleve a equívocos, no tiene ningún ápice de ironía lo de colgarlas en las redes sociales, no lo escribo como peyorativo, sino como una observación de lo que sucede en esta tecnología de escaparate social, ya que ahí hacemos publico nuestros anhelos más internos demostrando lo que deseamos y quienes somos, aun ocultos por lo frío de un muro de pantalla de ordenador.

En el texto se echan en faltan paraqués y porqués de lo que cuenta, pero quizás solo lo narre para que la escuchemos, y con ello nos escuchemos por dentro.

En esta salón de barroquismo moderno, que es La casa de la Portera, podemos ser mirones activos y vívidos de la desnudez de la confesión de María, la sola que no quiere estarlo. Levántense un rato de sus sillones frente a la pantalla y vayan a cotillear de cuerpo a cuerpo lo que les cuenta María de su madre, de su niñez o de su novio en Vespa.

Prueben a ser unos cotillas de la vida de María: un gran personaje. Van a disfrutarlo y sobre todo a sentirlo. Durante una hora escuchen y disfruten de esta actriz que tiene tanto que mostrarnos de su personaje. Quizás sea su personaje estrella, pero eso da un poco igual, es tan estrella que brilla por todos los poros de su piel actoral.

Me lo dijo EL APUNTADOR.

– “La VIDA en BLANCO” de José Manuel CARRASCO.

MARTES 3, 10 y 17 de DICIEMBRE a las 20h. 12€.

Autor y Director: Jose Manuel CARRASCO.

Monólogo protagonizado por: Ana RAYO.

Duración: 60 Minutos.

Teléfono de reservas 649397571 (de 11h a 14h y de 17h a 20h).