Nos vemos en el INFIERNO

 

“Todo hombre tiene su precio, lo que hace falta es saber cuál es”.

José María Vargas Vila

 

El propósito de May Rios es remover la conciencia para ello se sirve de un texto potente, una excelente reconstrucción de personaje y de pocos elementos escenográficos, entre ellos un pala símbolo de lo enterrado entre la cal de nuestra ética.

Escasos elementos presiden la esquina de la sala en La Casa de la Portera cuando las noticias en una radio de fondo nos anuncian que vamos a sufrir la realidad de un pueblo inmerso en el terror del dinero y la muerte. Entonces aparece el terror representado en un pequeño hombre enmascarado en su capucha; El Sicario.

la foto(18) 2

Un encapuchado que en primera persona nos cuenta con absoluta tranquilidad como fue su ascenso en el sórdido mundo del asesinato, desde la secundaria (16 años) hasta una edad difusa cuando se tiene que fugar porque es perseguido por los que antes había servido.

The Room, Trabajando para el diablo es la adaptación que la dramaturga y actriz May Rios ha realizado de las entrevistas que en su día Charles Bowden hizo de un sicario de la ciudad de Juárez; actualmente el lugar del mundo donde más asesinatos se cometen.

Los datos reales también se sustentan en el documental cinematográfico de Gianfraco Rosi El Sicario, Room 164.

Su propuesta escénica se enmarca en el teatro documental, un género este cuya base es la recopilación de testimonios reales y hechos verdaderos para mostrárselos al público con toda su crudeza.

El trabajo actoral de May es impresionante. Con su pasamontañas y una voz de hombre rota y pausada por el acento mejicano transita por la narración con una credibilidad digna de mención.

The ROOM 1

Desde la exposición aséptica de su entrada en el mundo del crimen nos va llevando de la mano por un lugar de dinero, drogas, violencia y corrupción para escupirnos con dureza lo que sucede en México. Un trabajo impecable que deja extenuado al que lo percibe, colgado en un pensamiento de horror ante lo que ella transmite en escena. May se transformada en un hombre, El Sicario, involucrando su cuerpo y su alma en lo que quiere que el público perciba. Lo hace desde la normalidad del que cuenta como le fue un día cualquiera en su vida y en ello radica la verdad y la bofetada a nuestro entendimiento: lo que vemos está sucediendo realmente en el mundo, la aparentemente normalidad es una muestra de lo que se permite en un sistema corrompido. No es en vano que el libro de entrevistas del 2009, en el que esta basada la obra-documento, se haya prohibido actualmente en México.

May cuenta como este documento teatral triunfo en el último festival de Monte Charge, Francia, y como la labor de adaptación y desarrollo en El Laboratorio LAVA de Valladolid se convirtió en todo un reto escenográfico y actoral. Ahora lo acopla al espacio de La Casa de la Portera, un espacio intimo, donde la cercanía con el público cobra una importancia extrema en lo narrado. Araña el pensamiento el ruido de la tiza que describe en el suelo los espeluznantes datos sobre la distribución organizada del narcotráfico y la muerte en Ciudad Juárez , México.

Un interesantísimo documento teatral para reflexionar y sobre todo vivenciar la realidad de un pueblo extraordinario, el mexicano, asolado por el narcotráfico y la corrupción. La cotidianidad de lo que cuenta debe movilizarnos para luchar contra la destrucción que generan los sistemas perversos, esos que se cuelan en nuestras vidas y se acaban convirtiendo en hábitos permitidos.

Apunta: Coral Igualador

-”THE ROOM, TRABAJANDO PARA EL DIABLO”.

SÁBADOS y DOMINGOS de FEBRERO a las 18h.

JUEVES 20 y 27 de MARZO a las 20h. 12€.

Dramaturgia: May RIOS.

Dirección: Saúl de la FUENTE.

Producido por: PHENTESILEATEATRO.

-La CASA de la PORTERA

Teléfono de reservas 649397571 (de 11h a 14h y de 17h a 20h).