“Yo amé a Edgar Allan Poe” en La Casa de la Portera

Coral Igualador Poveda – Revista Tarántula

“Todo lo que vemos o parecemos es solamente un sueño dentro de un sueño”.

E.A.Poe.

 

Hay lugares, espacios, que están hechos para representar determinadas historias.

Hay actores, actrices, que encajan como un guante en algunos papeles.

Hay autores no teatrales, a priori, que piden a gritos ponerlos en voz alta.

El lugar es más que ideal por lo decimonónico de su estructura y decoración: La casa de la portera.

Las actrices Carmen Mayordomo y Pilar Massa dan presencia a dos mujeres oscuras como se requiere para narrar al genio del terror Edgar Allan Poe. Dos mujeres con impecable vestuario de la época del escritor, paseando el satén por el suelo con el leve crujido de la tela y la voz tenue como la luz, entre miradas cómplices y de locura, que consiguen que la tensión crezca en los espectadores.

Pilar Massa adapta sin perder la esencia del más puro Poe unos relatos que eligen la obsesión como móvil para la muerte recreando un lenguaje de extrema belleza y con una puesta en escena que genera al menos inquietud. Los textos elegidos son: El gato negro, El corazón delator y Berenice.

En cada sala una mujer nos relata una historia de Poe, luego se cruzan y al final se unen -nos unen- en el relato más poético y prosaico de los tres.

Cuando entras en la sala que te asignan, la actriz que te toca en suerte te atrapa con una voz profundamente susurrada, llena de matices y silencios. Sabes que en la otra sala se está contando una historia en paralelo, pero no se percibe nada, aunque en momentos de forma sincrónica se filtra un ligero ruido a través de la pared o una palabra aislada que forma parte de la expectación que se quiere generar.

 

Poe_reflejo
La primera en relatarme es Carmen Mayordomo. Ella es una de esas actrices camaleónicas, de esas divinas que con su forma particular y única se convierte en cada uno de los personajes a los que da vida transportándote a épocas y sensaciones con una exactitud milimétrica. Ahora bien, el papel de mujer relatora de Poe, la embellece y se le acopla a cada gesto y palabra como anillo al dedo. Una delicia para la inquietud y el terror. Después llega Pilar Massa, también la directora y adaptadora del espectáculo, y desde otro lugar más tranquilo, menos terrorífico también juega muy bien su papel, dando un contrapunto más débil y humano a ese Poe mitad macabro mitad romántico.

El relato elegido para juntar a los espectadores y juntarse ellas en escena es el de Berenice; quizá el más poético porque su base es una historia de amor. El más complejo por el lenguaje utilizado y el más denso de los tres por lo que se pierde en ocasiones el hilo conductor y genera menos desasosiego que los anteriores que se relataron con más intimidad y a una sola voz.

Yo amé a Edgar Allan Poe es un espectáculo al más claro estilo de los cuentacuentos, con dos voces excepcionales recreando tres de los relatos más conocidos del estremecedor autor que nos adentra en los recovecos siniestros del alma humana. Una delicia para los amantes de Poe.

Poe_Pilar y Carmen

 

“YO AMÉ A EDGAR ALLAN POE”

Basado en relatos macabros de Edgar Allan POE.

VIERNES 22:30 y SÁBADOS 23h – 15€

 

Dirigido: Pilar MASSA

Intérpretes: Carmen MAYORDOMO y Pilar MASSA.

La CASA de la PORTERA

Teléfono de reservas 649397571 (de 11h a 14h y de 17h a 20h).