Crítica de Una Extraña Comedia por José Antonio Alba para el blog teatral En Un Entreacto

Foto Una extraña comedia 5 (R)

Si uno lee la psinopsis que acompaña a “Una Extraña Comedia”, o le entran muchas ganas de ir a verla o directamente sale escopetado huyendo de ella.
Así la resumen ellos mismos:
“Humano 1 y Humano 2 son dos verdaderos caballeros de esos que se encuentran en una plaza, se saludan con cortesía, y descubren que son hermanos pero que no se conocen; que uno de ellos tiene un tumor cerebral que le hace ser divertido, y que el otro pasó la peor de las infancias y le resultó de lo más grata y satisfactoria; que se han citado para verse pero que nunca se habían visto antes. Van a cometer un asesinato en una mansión intangible con ayuda de un mayordomo invisible y sin saber realmente a quien van a matar. Y la gran pregunta es… ¿Quién es el asesino que lamía las calvas de sus víctimas con la lengua de un pavo finés?”
Yo fuí de los primeros, de los que sintió toda la curiosidad del mundo y no pude evitar acercarme hasta La Casa de la Portera a descubrir qué se esconde tras este argumento tan surrealista.
Una comedia negra, negrísima, con un humor absolutamente ácido, que en ocasiones resulta excesivamente estúpido, pero que a mi me enganchó desde el mismo comienzo de la ¿función?.
Darío Paso-Jardiel (Ojito con ese apellido compuesto que ya apunta maneras) nos trae un texto que nos lanza hacia una extraña dimensión de cartón piedra en la que nada es lo que parece o todo lo contrario, donde se vive una constante cabriola dialéctica, a la que te enganchas o repudias desde el minuto uno y que no sabes a dónde te va a llevar.
Foto Una extraña comedia 4 (R)
El trabajo de los dos actores, Martha Eguilior y Tato Loché, es estupendo, están en todo momento en el lugar y con el tono apropiados, logrando que no les quitemos el ojo de encima; se les ve complementados y muy ágiles, algo muy necesario para un montaje tan particular como este, y con un texto tan exigente con ellos.
Sus personajes, Humano 1 y Humano 2, son un híbrido que está a medio camino entre el Sombrerero Loco de Alicia en el País de las Maravillas y los Hermanos Marx. Con una verborrea insaciable e imparable. Son ocurrentes, absurdos, estúpidamente inteligentes, psicóticos, ácidos y políticamente incorrectos, dan bandazos en sus conversaciones, girando en torno a un mismo punto, pero sin llegar jamás a donde pretenden… Uno entra en la propuesta y es atrapado por una especie de centrifugado mental del que no se puede salir hasta que ellos lo paran.
Salí de la función francamente divertido, no dejé de reirme, sin dar crédito a lo que estaba viendo, pero a la vez pensando que Darío Paso-Jardiel tiene un morro que se lo pisa. Ha escrito todo un mejunge del absurdo por el absurdo que nos planta en formato teatral y se ha quedado tan pancho; hay momentos en los que se le ha ido la mano con algunas líneas de diálogo algo sonrojantes y momentos prescindibles, pero logrando un delirio teatral francamente divertido, en el que uno lee algo así como “El que lo quiera, que se lo lleve puesto y el que no, pues… ¡También!” y ahí lo deja.
Creo que es el montaje más loco y descolocante que he visto en mi vida.
Foto Una extraña comedia 6 (R)

“UNA EXTRAÑA COMEDIA”

VIERNES 2oh – SÁBADO 20 y 22h. – 15€

 

Escritor y director: Darío Paso-Jardiel

Intérpretes: Martha Eguilior y Tato Loché.

 

La CASA de la PORTERA

Teléfono de reservas 649397571 (de 11h a 14h y de 17h a 20h) o en entradasymas.com