Delicia - ABC cultural 29 nov 2014

Juan Ignacio García Garzón le dedico una extensa crítica a “Delicia” en el suplemento ABC CULTURAL. 

Entre Fantasmas.

Precisamente una portera protagoniza “Delicia”, una comedia negra de Triana Lorite, que se presenta en La CASA de la PORTERA.

Nunca un escenario fue más apropiado que en este caso. La CASA de la PORTERA uno de los más interesantes y consolidados espacios escénicos emergentes y no convencionales de Madrid, ha abierto su programación a una divertida comedia negra y espectral, Delicia, de Triana Lorite (Córdoba 1977) – autora teatral, cineasta, guionista y comisária de varias exposiciones – cuya protagonista es una portera que sigue viviendo en su antiguo cubil de un viejo edificio acompañada por un par de fantasmas. El estimulante texto está cargado de aromas jardielescos que escancian en una sucesión de situaciones delirantes y diálogos repletos de vitriolo, humor y disparate.

La cosa es más o menos así; Delicia, que se lo sabe todo del Antiguo Testamento, fue olvidada un verano entero en la casa donde servía cuando los señores se fueron de vacaciones; a raíz de ese suceso le ofrecieron en compensación la portería, ella atesoró un rencor inextinguible por quienes la abandonaron  sin echarla en falta y parece que contribuyó a que pasasen a mejor vida.

Pero sigue manteniendo vinculo con el espíritu de Sabrosura, la hija de aquella familia olvidadiza, a la que prepara suculentos banquetes y con la que discute continuamente con mutua saña viperina mientras, cuchillos en riste, amenaza con hacerle un exorcismo.  en sus sesgos cognitivos, así los denominan, Delicia ve lo que quiere ver y se lo pasa tan ricamente recurriendo cuando le apetece a sustancias estrafalarias, o eso dice ella. Hay otro espectro, el de un hombre que canta mansamente en hebreo y en algún otro idioma, y en quien ella ve a la Virgen María.

Imaginación satírica.

Un hilarante dislate con elementos costumbristas y del más allá, rebosa de irónica mala uva y de imaginación satírica, que se instala en dimensiones terrenales cuando la hija y la nieta de la portera acuden a visitarla y esta mantiene diálogos a doble banda, con las recién llegadas y con sus inquilinos inmateriales, o sea, un fenómeno de apofenia, como subraya la incordiante niña cuando su abuela habla con alguien a quien ella no ve. La hija pretende que su madre abandone la vivienda rumbo a un geriátrico para instalarse ella, con su marido y su vástaga, en la portería porque se han arruinado y es el único sitio que les queda para vivir. Delicia comprueba que está mucho más a gusto con sus fantasmas que con su propia familia… y obra en consecuencia.

El director, Alberto Velasco, da cuerda al reloj dislocado de la comedia y mantiene con buen tino el ritmo cómplice de las interpretaciones. Juana Andueza es una Delicia implacable, Juana Cordero encarna a Sabrosura con intensidad de espiritista instalada en el otrio bario. David Bueno de muestra con gracia impávida su domino musical del hebreo y María Reyes y Lucía Caraballo, hija y nieta, completan con acierto el reparto de un espectáculo con duende(s).

Juan I. García Garzón.

DELICIA

LUNES y MARTES 20h y 22h

 

Escritor: Triana Lorite

Director: Alberto Velasco

Intérpretes: Juana Andueza, Juana Cordero, María Reyes, Lucía Caraballo y David Good.

 

La CASA de la PORTERA

Reservas: Teléfono 649397571 (de 11h a 14h y de 17h a 20h) o en entradasymas.com