“Ojalá te hubiera conocido vivo” una comedia de Sandra Marchena.

Captura de ojalá

 

“Ni siquiera la gente que quiere ir al cielo quiere morir para llegar ahí”.

Steve Jobs

 

Cuando mueres y vas al cielo te despojan de toda personalidad. Antes de que te asignen tu espacio en el lugar celestial hay una antesala donde, en este caso una regia figura con mala leche, te van citando para despojarte de algún trabajillo que te quedo en vida: Sr. Berenjena pase a la sala de…, Sra. Tortilla…

 La Sala de espera de los finados es el preámbulo de una comedia loca y divertidísima escrita por la guionista, actriz y directora Sandra Marchena.

Para el deleite del publico y sobretodo para la jocosidad, la directora se ha rodeado de tres actores de lo bueno lo mejor: Carmen Mayordomo, Mercedes Lur y David Ordina o Juan Dávila, según la ocasión. Gran virtud escribir textos y adecuar el elenco a ellos, porque es necesidad que con la actuación consigan la naturalidad y la credibilidad  graciosa y ocurrente de este disparate celestial.

Carmen Mayordomo es el ama de llaves, acomodadora o  secretaria a merced del divino que maneja el cotarro, y con que mala uva tan bien llevada hace y deshace desde su estrafalaria figura de personaje real.

Mercedes Lur crea un personaje adorable de mujer en pijama, tímida e infravalorada que muere en circunstancias anodinas. David Ondina duplica personaje y en ambos se aprecia con nitidez el talento de este actor para la interpretación cómica. El freak de la física cuántica capaz de decir en muerte lo que no decía en vida y el ángel desparasitador con múltiples personalidades. Este último cercano a ser un miembro de la familia de los hermanos Marx.

Porque el humor de Sandra Marchena roza en algunas escenas el despropósito inteligente característico de Groucho y sus hermanos. Esos diálogos cargados de cinismo con una interpretación medidamente exagerada que no deja lugar a dudas sobre lo absurdo de lo que sucede. Apreciable en la escena donde estamos esperando a que nos borren las cosas“chunguis” que han pasado en nuestras vidas.

cogidos de la mano

Sandra Marchena construye con equilibrio lo cómico y consigue que queramos a sus personajes. Lo que hacen y cuenta oscila entre lo descabellado y lo cercano.  Además es una bonita historia de amor.

Aprecio increíblemente que el objetivo del género de una obra llegue al espectador en toda su esencia. Si la obra es una comedia, cuyo fin consisten en hacer reír, que el público se ría y se entretenga si más pretensiones de viso intelectualoide. Sobran las reflexiones más allá de las que son fáciles de deducir por la propia acción y reacción de lo que sucede en escena.

Parece obvio, pero como lo que es de sentido común no lo suele ser tanto, por esto valoro lo que ha conseguido en el público “Ojalá te hubiera conocido vivo”: una comedia que provoca la risa y con la que el tiempo en el que eres espectador estas tan involucrado que se te pasa volando.

Objetivo de comedia cumplido con margen: texto, actuación y puesta en escena al servicio de lo cómico. ¡Que disfrute pertenecer a un espectáculo de almas que ríen!

OJALÁ TE HUBIERA CONOCIDO VIVO

JUEVES y VIERNES 20h

 

Escrita y dirigida: Sandra Marchena Reja

Intérpretes: Carmen Mayordomo, Mercedes Lur, David Ordinas/Juan Davila.

 

La CASA de la PORTERA

Teléfono de reservas 649397571 (de 11h a 14h y de 17h a 20h) o en entradasymas.com