El Teatro Bolshoi cancela sus giras internacionales hasta marzo de 2022

La prestigiosa compañía moscovita ha anunciado, por boca de su director Vladimir Uryin, que sus actuaciones fuera de Rusia sólo podrán reanudarse, en el mejor de los casos, a partir de la próxima primavera.

El Teatro Bolshoi de Moscú anunció el 27 de abril su decisión de cancelar su gira internacional para la temporada 2021/22 ante la epidemia de cóvidos.

El Teatro Bolshoi de Moscú anunció el 27 de abril su decisión de cancelar su gira internacional para la temporada 2021/22 ante la epidemia de cóvidos. AFP/Eric Fererberg

El Teatro Bolshói de Moscú anunció este martes su decisión de cancelar su gira internacional para la temporada 2021/22 ante la pandemia de coronavirus, aunque mantiene muchas producciones internacionales con artistas extranjeros.

Boletín de Cultura y OcioBoletín

De lunes a viernes

Conozca cada día la actualidad cultural: cine, música, literatura, exposiciones, teatro…

«Todas las giras previstas para esta temporada han sido canceladas hasta marzo de 2022», dijo el director del teatro, Vladimir Uryin, en la presentación anual de la nueva temporada, citado por la agencia Interfax.

El jefe de la compañía del Bolshoi también quiso explicar los motivos de su decisión: «Las primeras giras que estamos planeando después, no sabemos todavía si se llevarán a cabo o no, porque cada vez hay más voces que dicen que los países extranjeros no aceptarán realmente los planos que tenemos y no nos aceptarán con este plano.»

Para esta temporada, «todos los planes que teníamos, los hemos llevado a cabo», dijo Vladimir Uryin, admitiendo que habían sido tiempos difíciles para el teatro, financiera y humanamente.

En el punto álgido de la segunda ola, en noviembre, enfermaron 150 personas que trabajaban en el Bolshoi.

El Bolshoi continúa en Moscú

A pesar de la cancelación de las representaciones extranjeras, el Bolshoi seguirá montando varias producciones con participación extranjera, como el Ariodante de Haendel, dirigido por el estadounidense David Alden y el italiano Gianluca Capuano, o el Lohengrin de Wagner en cooperación con el Met de Nueva York, producido por el canadiense François Girard y dirigido por el germano-americano Evan Rogister.

Esta temporada, la Salomé de Richard Strauss se puso en escena con el Teatro Met de Nueva York, al igual que el ballet Orlando, coreografiado por el alemán Christian Spuck, del Ballet de Zúrich. Pero en Moscú, en otoño, durante los ensayos para Orlando, Christian Spuck contrajo el Covid y pasó dos semanas encerrado. «Es una sensación extraña cuando vienes de Europa que haya tanta libertad aquí, que puedas hacer una producción tan grande», dirá el coreógrafo antes del estreno a finales de marzo.

Después de un cierre en la primavera de 2020, Rusia decidió no volver a imponer nuevas restricciones sanitarias para preservar una economía cultural ya frágil. Los teatros habían recibido permiso para reabrir a partir de agosto, pero algunos habían decidido posponer su apertura para que los artistas pudieran prepararse. El Bolshoi no reabrió hasta mediados de septiembre. Actualmente, el aforo autorizado en el teatro es del 50%, y no siempre se respeta la obligación de llevar una máscara y mantener la distancia social.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*